Toda la verdad sobre las Mochilas Trolley

Toda la verdad sobre las Mochilas Trolley

Si has buscado en Internet el término “mochila trolley” te habrás encontrado un sinfín de publicaciones que hablan de sus ventajas y de porque comprar una de estas mochilas. Pues bien, este artículo en realidad no va a ser muy diferente, pero si quiero mostraros la realidad y que no vayáis a elegir una mochila trolley como vuestra principal opción si en realidad no se adapta a vuestras necesidades de viaje.

Las mochilas trolley, también llamadas maleta ligera en algunos sitios, están diseñadas para poder ser transportadas de dos formas, o bien a tu espalda, como las mochilas convencionales, o tiradas desde su asa gracias a sus dos ruedas. Dicho esto, uno tiene que tener claro que tipo de viaje o viajes va a realizar y si realmente le conviene este tipo de equipaje.

Cierto es que las ventajas de llevar una mochila trolley son muy extensas como por ejemplo:

- Son cómodas. Si encuentras el modelo adecuado ya que no todas poseen esta característica y viajar con una mochila problemática puede convertirse en un infierno.

- De fácil acceso. Muchos modelos de mochilas trolley poseen un sinfín de departamentos y cremalleras para que puedas acceder a lo que necesitas sin necesidad de vaciarla por completo y llegar al fondo.

- Versatilidad en su transporte. Podrás decidir si llevarla colgada a tu espalda o tirando de ella. Esto te permitirá adaptarte al terreno donde te encuentres sin complicaciones.

- Fáciles de guardar. Al ser un elemento flexible son más fáciles de guardar en sitios donde una maleta no tendría cabida.

- Mayor capacidad. Las mochilas suelen tener una mayor capacidad en menos espacio al no tener zonas rígidas como las maletas.

- Mejor adaptadas. Con esto quiero decir que muchas veces las mochilas trolley vienen adaptadas para cosas tan especificas como llevar un ordenador portátil, cableados y demás enseres tecnológicos, cosa que las maletas convencionales no.


Y podría seguir nombrándoos ventajas, pero como dije al principio, quiero ser realista y pretendo que con este artículo descubras si una mochila trolley es tu mejor opción.

Para ello pasemos ahora a hablar de los tipos de viajes en los que podría encajarte un equipaje en forma de mochila.

- Viajes cortos, de fin de semana, en los que vayas a moverte mucho y tengas que llevar el equipaje encima durante mucho tiempo.

- Viajes en los que vayas a mezclar ciudad y montaña. Estas mochilas están preparadas para rodar perfectamente por suelo urbano y después colgártelas a tu espalda y caminar sobre suelos pedregosos.

- Viajes de negocios. Hay viajes de negocios en los que a parte de llevar lo imprescindible también necesitas transportar tecnología. A todo esto le sumas la necesidad de comodidad y como resultado tenemos una mochila trolley.

- Los típicos viajes mochileros que suelen resultar más económicos y como su propio nombre indica requieren de un equipaje de fácil transporte.

Seguramente si seguimos rebuscando encontraríamos más opciones en las que incluir una mochila trolley en tu equipaje, pero tampoco es necesario tener listas interminables para tomar una decisión. Esto podría ser hasta contraproducente.

Bien, ahora ya tienes una pequeña referencia de las ventajas de una mochila trolley. Pues bien, si has tomado la decisión de hacerte con una, voy a pasar a resumirte, en una mini guía, que maleta trolley debes elegir.

Tendrás que tener en cuenta las siguientes características:

- El tipo de material de fabricación. Su durabilidad, si es o no impermeable, si tiene resistencia al desgaste… es muy importante tener en cuenta esto, sobre todo si se le va a dar un uso continuo.

- La distribución de sus bolsillos y si tiene o no apartados específicos acolchados para ordenadores portátiles, por ejemplo. Saber si vas a necesitar más o menos departamentos es bastante relevante a la hora de elegir tu mochila. En el mercado hay gran variedad en cuanto a esto y siempre es un punto a tu favor tenerlo claro.

- Que el carro y las ruedas sean robustas y resistan todo el peso que vamos a cargar.

- La parte de la espalda tiene que ser transpirable y ergonómica, recuerda que en ocasiones la llevaras colgado y si no es así es posible que el calor haga de las suyas.

- Con correas ajustables para que puedas adaptarlas al máximo a ti.

A groso modo estas podría ser las cualidades a tener en cuenta a la hora de comprar una mochila trolley.

Para finalizar añadiré que a partir de aquí hay otros factores que seguramente también tendrás en cuenta, como los diseños, los colores, las marcas, etc, pero esto ya es algo más subjetivo y que ha de quedar en tu propia mano. En cuanto a gustos no hay nada escrito y recomendar según que cosas no tendría sentido ni para vosotros ni para mí.

Escoge bien tu mochila trolley y disfruta de tu viaje.

Publicado en 03/01/2020 Viajes 0 1867

Leave a CommentLeave a Reply

Debes  Iniciar sesión para dejar comentarios.

Categorías

Latest Comments

No comments

Buscar

Prev
Next

No products

To be determined Shipping
0,00 € Total

Check out