Como obtener tu Viaje Low Cost

Como obtener tu Viaje Low Cost

Seguro que alguna vez en tu vida has buscado en Google el término viajes low cost y te habrás encontrando con un montón de posibilidades para informarte. Esto a veces nos lleva a volvernos locos a la hora de encontrar lo que realmente estamos buscando, miramos y miramos y somos incapaces de realmente ver lo que tenemos delante.

Hoy lo que quiero es hacer una pequeña guía que recopile todas estas cosas que podéis encontraros en esa búsqueda, resumirlas aquí, en un solo artículo. Parece tarea difícil, pero ¿por qué no intentarlo?, los retos a veces pueden ser divertidos.

Lo primero que vamos a ver, al buscar viajes low cost, van a ser anuncios de agencias de viajes. Éstas en sus catálogos ofrecen mucho este tipo de ofertas, pero ojo, no os dejéis engañar, no todas son realmente de precios bajos. Lo mejor que podéis hacer aquí es coger papel y boli, como a la antigua usanza y haceros una pequeña comparativa de precios y a su vez, buscar ese mismo viaje fuera de esa oferta llamada “low cost” ¿hay una verdadera diferencia? Si la respuesta es sí, ese será tu viaje, si la respuesta es no, sigue indagando.

Después de las agencias de viajes tenemos las páginas que indexan a otras páginas y te buscan el mejor precio, las hay tanto para vuelos como para hoteles. Esta puede ser una buena opción para adaptarte a tu presupuesto. Lo malo, que tendrás que organizar tu todo tu viaje, sin packs o excursiones ya determinadas. Si te gusta ir por libre esta es tu mejor opción, así te aseguraras de no gastar ni un euro de más.

También hay empresas, que aparecerán en tu búsqueda, que se dedican única y exclusivamente a ofrecer este tipo de viajes. En este caso te digo lo mismo que con las agencias normales, compara e investiga antes de elegir tu pack.

Una vez tengamos nuestro viaje más o menos organizado, ya sea con agencia o por libre, lo siguiente a tener en cuenta son las comidas, alquileres de coches, transportes y demás cositas que influyen en nuestra supervivencia y movilidad. Esto puede suponer un desembolso de dinero importante, así que veamos. Si el viaje es dentro de la Unión Europea yo te aconsejo que te informes de si en ese lugar escogido aceptan documentos como carné de estudiante o de jubilado o algún tipo de acreditación que sirva para conseguir descuentos. También ver si disponen de bonos de transporte, por ejemplo. Esto es algo que no solemos tener en cuenta y existe en más sitios de lo que nos pensamos. También, en cuanto a la comida, podemos tirar del GPS del móvil y poner en Google ‘restaurante low cost’ y con la ubicación activada nos mostrará todos aquellos sitios cercanos en donde comer a buen precio. Esto último se puede hacer también como paso previo y así, una vez en el lugar, no encontrarnos sorpresas desagradables.

Otra cosa que podría preocuparnos sobre manera es el equipaje si vamos a viajar en avión. Podemos ser la típica persona que hace una maleta en un momento y se apaña bien con dos cosas o esa otra que necesita llevarse un sinfín de “por si acasos”. Este último siempre tiende a llevar maletas grandes e incluso no una si no varias. Esto puede suponer un problema en cuanto al presupuesto marcado del viaje, quizás has conseguido un billete de avión a un precio más que bueno y te encuentras que el facturar todo lo que necesitas llevar se te sale del cupo. Aquí si que voy a decirte que vas a tener que poner de tu parte.

Lo primero es revisar cuanto puedes gastarte y lo segundo ver las tarifas de tu compañía según el tamaño de la maleta que lleves. Esto va a alarmarte, seguro, ya que habitualmente no suele ser un servicio barato.

Llegados a este punto debo decirte que es muy probable que no vayas a poder llevarte todo lo que quieres. Te recomiendo que te sientes y te hagas una lista con aquello que verdaderamente vas a necesitar en tu viaje. Olvídate de cosas innecesarias y de “por si acasos”, allí donde vayas tendrás supermercado, por ejemplo, en los que adquirir aquello que no hayas llevado.

Una maleta de cabina es la mejor opción para los viajes low cost. Son maletas pequeñas, compactas y fáciles de llevar, además de que no tendrás que facturarlas. Te recomiendo las maletas cabina tipo trolley con ruedas y asa y de acabado rígido, ya que las de tela blanda no ofrecen tanta protección. Revisa bien las medidas aceptadas por tu compañía de vuelos y listo. Ahora solo te faltará conseguir meter lo que quieres llevar en ella. Reduce al máximo y vuélvete un minimalista por un rato.

Creo que finalmente he conseguido mi cometido y os he hablado un poco de todo aquello que puede afectar a vuestros bolsillos en cuanto a un viaje se refiere. Así que espero que os sirva de ayuda y que le deis un buen uso.  

Publicado en 03/01/2020 Viajes 0 1694

Leave a CommentLeave a Reply

Debes  Iniciar sesión para dejar comentarios.

Categorías

Latest Comments

No comments

Buscar

Prev
Next

No products

To be determined Shipping
0,00 € Total

Check out